Las herramientas de corte de metal que buscan revolucionar la industria.

Los metales resistentes son de uso recurrente en la industria forestal, es por eso que las herramientas destinadas a su manipulación deben poseer cualidades específicas que garanticen eficiencia y optimización de costos. ASPAR es una empresa chilena que lleva más de dos décadas dedicada al suministro de herramientas de corte de metal con arranque de virutas en máquinas-herramienta, en trabajos de torneado, fresado, roscado, ranurado y perforado con insertos intercambiables de carburos de tungsteno y productos afines.

En lo que será su primera participación en Expocorma, presentará herramientas de carburo de tungsteno y productos afines para corte de metal, además de su línea de insertos (roscas postizas) para la reparación de roscas. “Nuestra línea de productos, es utilizada en maestranzas y talleres que cuentan con máquinas herramientas, para procesos de fabricación y reparación de equipos, donde exista mecanizado”, sostuvo Javier Saavedra, Jefe de Sucursal de de Comercio y Representaciones ASPAR Ltda.

Las herramientas de carburo de tungsteno se importan de Corea donde tienen alianza con Kurloy, fabricante que tiene 50 años presente en el mercado.

Considerando esto, las reparaciones deben realizarse de forma rápida y sencilla, evitando mermas en la producción. En este escenario, Saavedra sostiene que “como proveedores de herramientas de corte para la industria, tenemos fuerte orientación al cliente. Al integrar los factores técnicos y comerciales, entregamos soluciones de corte que deben cumplir con generar un ahorro de recursos, dentro de un marco confiable”.

Carburos de tungsteno

Las herramientas industriales de corte se requieren en los trabajos de mecanizado de la fabricación de piezas de metal. En el rubro forestal se fabrican cuchillos para madera y componentes de rodillo, entre otros componentes mecánicos para maquinaria de cosecha y otros procesos.

Las herramientas de carburo de tungsteno deben su efectividad a la reconocida resistencia infalible de este material. El también conocido como carburo de wolframio es un compuesto cerámico formado de wolframio y carbono y se utiliza habitualmente en la fabricación de maquinarias y herramientas destinadas a trabajar el acero debido a que se considera el metal más duro del planeta.

Tanto las herramientas de corte, como las demás apuestas que la empresa tiene en el mercado para la actividad maderera, tienen como propósito hacer de esta actividad un proceso limpio y óptimo, con materiales resistentes que puedan soportar el extenuante trabajo que se realiza en cada una de sus operaciones, desde las tareas de extracción hasta las etapas propias de producción y distribución.