Maquinaria John Deere, segura para trabajos en pendiente.

El trabajo forestal ha evolucionado con el paso de los años principalmente debido a la incorporación de nuevas tecnologías y a la mecanización de gran parte de sus procesos. La extracción de materia prima es una etapa fundamental en esta actividad y la capacidad de la maquinaria pesada que se utiliza es determinante para hacer de este proceso algo seguro.

Salinas y Fabres (Salfa) ha estado desde el inicio de la Feria Internacional Forestal, Celulosa y Papel, Expocorma, y en esta oportunidad la empresa nacional, con más de siete décadas en el mercado, mostrará lo último en maquinaria forestal, enfocados en la optimización de procesos y la seguridad de los operarios.

En esta oportunidad, Salinas y Fabres destaca los equipos Harvester y Forwarder, serie E, de John Deere. Ambos ejemplares se caracterizan por contar con un winch sincronizado que facilita el trabajo en pendiente y otorga mayor seguridad ya que puede realizar labores en terrenos irregulares garantizando su efectividad.

En el caso del Harvester 1470 E, el modelo cuenta con 6 u 8 ruedas y el winch ubicado en la parte trasera, sincronizado con la transmisión, facilita maniobrar en forma segura pendiente abajo. Esta maquinaria permite voltear, desrramar, trozar y engravillar, tareas que se complementan luego con el uso del Forwarder 1910 E que se encarga de recoger la madera y transportarla a los centros de acopio.

Todo el proceso descrito, hasta hace unos años, o incluso ahora en las empresas que no poseen esta tecnología para trabajar en pendiente, debe ser realizado con apoyo manual: personas recolectando y cargando camiones con troncos, lo que implica un riesgo humano muy alto y además lleva mucho tiempo.

Equipos de arrastre y monitoreo

Iván Luengo, subgerente de Ventas de Maquinaria Forestal de Salinas y Fabres, destacó también otros equipos que permiten hacer un trabajo en terreno más limpio y expedito, apoyando a estos modelos: “Skidder serie L, es la nueva generación de equipos de arrastre, mejorando los estándares de confort para los operadores, y llegando a niveles de productividad y producción más elevados”, afirmó.

Por otro lado, el ejecutivo destacó otro aspecto relevante que tiene relación con el control sobre la maquinaria adquirida: “No debemos dejar de lado los sistemas de monitoreo, donde la tecnología nos permite hoy realizar una identificación, capacitación y seguimiento personal que todos los operadores que John Deere y Salfa están realizando en sus equipos, de esta manera se tendrá una calificación adecuada de los operadores. Así sabremos con exactitud cómo se opera el equipo y las condiciones a las que fue sometida”.

La tecnología de Salfa se complementa con avanzados sistemas de monitoreo que permiten tener un mayor control del uso que se le da a los equipos.