Empresas finlandesas esperan posicionarse en el mercado chileno.

El escenario mundial impulsa la apertura de nuevos negocios, y Chile es visto como una alternativa para los empresarios extranjeros. En el área forestal, reconocen gran potencial, mucha materia prima y proyección empresarial, por la constante y creciente economía del país.

Serán siete compañías pertenecientes al Team Finland, organización que promueve las relaciones económicas internacionales del país, que se presentarán en la Expocorma 2015: Nordautomation, Heinolasm, Hewsaw, Limab, Finscan, Pinomatic y Valonkone, las que buscan establecer y/o ampliar sus redes de contacto en el mercado chileno.

Todas están dedicadas al aserrío. De ellas, Hewsaw y Heinola fabrican líneas completas de aserraderos, que incluyen productos como sierras, secadores, y máquinas principales de la producción. La firma Hewsaw presentará tecnología de última generación en sus líneas completas de aserradero: Serie R, compactas de una máquina y la Serie SL, para producción a gran escala. Ambas útiles para maximizar el rendimiento de un aserradero. En tanto Heinola Sawmill Machinery, que participa desde 2013 en la Expocorma, exhibirá este año maquinaria y proyectos principalmente para los grandes aserraderos industriales con concreto enfoque en maximizar el rendimiento.

Las demás empresas proveen tecnología para dichos lugares, pero no de las líneas principales. Nordautomation, por ejemplo, se dedica a la solución del manejo de los procesos de las líneas de clasificación y alimentación de los aserraderos. Han desarrollado diversos tipos de pateadores eléctricos para hacer más eficiente el uso energético en el proceso, así como secadores especializados al lugar de utilización.

Keijo Lamminen, Gerente de Ventas y Proyectos, indicó que “proveemos maquinaria para aserraderos altamente automatizada para aumentar la eficiencia energética y capacidad, para reducir los costos y ser más amigables con el medioambiente”. Últimamente, la compañía se ha dedicado al desarrollo de pateadores eléctricos para aumentar la eficiencia energética y la capacidad de la línea.

Laura Toukolehto, organizadora y asistente de la consultora Niina Fu que reúne a los firmas, comentó que las empresas buscan la expansión en Chile debido a que Rusia, principal comprador, se ha vuelto “poco confiable” por la recesión que atraviesa, “el mercado europeo tampoco está lo suficientemente estable, así que es momento de abrirse a nuevos mercados. Y aunque Asia parece buena opción, la barrera idiomática y cultural hace que las compañías finlandesas se fijen en Chile y otros países latinoamericanos para sus futuras inversiones”, explicó.

Específicamente, “los inversionistas ven en Chile un país de gran potencial en vías de desarrollo y también se fijan en él porque los árboles crecen mucho más rápido que en Finlandia, por dos a tres veces más. Vemos que aquí hay mucha materia prima”, expuso la representante. Argentina, Perú y Uruguay también son países en la mira de los inversionistas finlandeses, los que desde hace algunos años mantienen representantes de sus marcas en estos países.

Toukolehto afirma que las empresas que entran al mercado significarán un aporte para las empresas chilenas. “Los finlandeses son directos y honestos. Son empresas son muy confiables. En Finlandia las políticas por trabajadores son muy estrictas, y la mano de obra muy cara. Por eso, las empresas buscan hacer todo mediante máquinas, las que en Chile resultan más económicas a largo plazo, porque reducen la cantidad de personal para ciertas labores”. Adicional a ello, Finlandia tiene un alto nivel educacional y de conocimiento del rubro, incluso en condiciones climáticas más extremas, haciendo que las máquinas resistan más, duren más y funciones sin complicaciones.